Educación Ambiental para la Sustentabilidad en el Mundo y Modelos

La revisión crítica de la literatura permite apreciar que la sustentabilidad en las universidades del mundo desarrollado presenta distintos matices y perspectivas de realización, y muestra también las distintas dimensiones que deben ser consideradas, a saber, espacio, tiempo, cultura y ética. Qué es y qué implica la sustentabilidad da lugar a enfoques distintos de un país a otro, y según el tipo de cultura de que se trate. Un rasgo común es el énfasis en actitudes, normas éticas y valores.

Las universidades tienen que jugar un papel mucho más activo en el proceso de transición hacia las sociedades sustentables, en razón al significativo peso que poseen en la formación profesional. Efectivamente, las universidades son de hecho escenarios privilegiados para la construcción de modelos sociales y económicos cada vez más sustentables. El lugar que han de ocupar estos nuevos profesionales en los escenarios laborales del futuro constituye una fuerza de cambio importante para afrontar los retos de la sustentabilidad a escala mundial. En este sentido, las universidades sustentables del futuro deberán tener como meta la formación universitaria, asumiendo para ello una función social a través de incorporar y potenciar la dimensión ambiental a ravés de las distintas áreas de conocimiento y disciplinas para afrontar los problemas de desarrollo y sustentabilidad desde una visión interdisciplinaria.

Aquí se analizan algunos programas y modelos de EAS más importantes y su relevancia con respecto a la perspectiva mundial antes mencionada y su relación con el campus.

EAS en el Mundo

Sustainability Curriculum in Higher Education. A Call to Action. (2010). AASHE, The Association for the Advancement of Sustainability in Higher Education.

 Growing concerns about the impact humans are having on our planet, and the implications of those impacts for future generations have led many to argue that higher education has a key role to play in helping us move to a truly sustainable future. Over the last twenty years, scholars, activists, and others have noted that through the research they conduct, the engagement they experience with the broader community, and the operations they oversee, colleges and universities can serve as test sites and models for sustainable practices in societies. Where colleges and universities may have the largest impact, however, is with the students they educate. As David Orr has argued, the real challenge we face in embracing a more sustainable future rests with our ability to educate students differently.

__________________________________________________

 

In the Name of Environmental Education: words and things in the complex territory of education–environment–development relations

The proclamation of the Decade of Education for Sustainability by the United Nations has placed education in general, and environmental education in particular, at the front of a future full of important and uncertain meanings. On the one hand, those inviting a conceptual, theoretical and praxiological revision of the education–environment–development relationship appeal to the role of education in the construction of ‘sustainability’ and lifestyles that will make it possible. On the other hand, there are those that anticipate new and different readings of the environmental education task. They range from the questioning of its historic entity and identity (more than 30 years of initiatives, plans and programmes across the world) to the firm demand for its proposals to provide an ‘education’ that is essential for the renewal of human action and thought.

The article subscribes to the latter position, arguing in favour of the necessity of an environmental education that does not contradict itself, neither in its critical-reflexive discourses nor in its emancipative practices, as a fundamental pillar of any development that aims at being ‘human’ and ‘sustainable’ from a pedagogical, ecological and social point of view.

__________________________________________________

Las instituciones de educación superior y la sustentabilidad: educación para el cambio y cambio en la educación. (2010) Mireya Ímaz Gispert

En este texto se utilizan argumentos de otros autores acerca de la posibilidad de reorientar la educación superior en el contexto de la sustentabilidad, lo cual, requiere de un conocimiento generalizado y profundo de este tema, tanto en la comunidad académica, como entre quienes hacen política pública y esto pasa por un cambio que acompañe este proceso, en lo que se enseña y en lo que se practica, esto es, educación para el cambio, pero también un cambio en la educación.

_____________________________________________


La educación ambiental institucionalizada: actos fallidos y horizontes de posibilidad (2009).

Edgar González Gaudiano,  Miguel Ángel Arias Ortega

Los autores presentan un análisis cualitativo de las implicaciones del Programa Internacional de Educación Ambiental (PIEA) en la constitución del campo de la educación ambiental. Este programa fue promovido por la UNESCO y el PNUMA entre 1975 y 1995 y representó la respuesta institucional a la necesidad de definir una propuesta educativa a la ya previsible crisis ambiental global. Se revisa el contexto de su lanzamiento y los rasgos iniciales más significativos que caracterizaron un perfil que fue tomando forma durante las siguientes fases del programa. El análisis se propone iluminar este proceso a fin de entender las similitudes existentes en relación con las recomendaciones que está emitiendo la UNESCO en el marco del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el “Desarrollo Sustentable” (2005-2014) e impulsar un discurso crítico de la relación educación y medio ambiente en tiempos de globalización neoliberal.

___________________________________________________

EDUCATION FOR SUSTAINABILITY: CHALLENGES AND OPPORTUNITIES. 

Ros Wade

Ros Wade outlines the emergence of education for sustainability (EfS) as a concept and reflects on its potential to generate an international movement for change. The article considers key questions for education practitioners and theorists and offer possible signposts for the future. It reflects experience gained through directing the EfS international Masters’ programme at London South Bank University, as associate director of LSBU’s Education Research Centre, and as a researcher and writer on EfS. It offers a personal perspective, although at the same time, it is also greatly enriched by the ideas and work of students, alumni, colleagues and fellow EfS commentators.

__________________________________________________



Modelos de Educación Ambiental para la Sustentabilidad.

 

El Modelo Ponderosa.

El modelo educativo para la sustentabilidad conocido como Ponderosa es el que han desarrollado y promovido las universidades estadounidenses de Tufts y Northern Arizona, donde lo aplican y perfeccionan desde hace varios años. El modelo incluye como una actividad fundamental un taller de capacitación para académicos de las distintas disciplinas representadas en el campus, con una duración de dos días intensos de trabajo, en el que se discuten los temas de sustentabilidad y posteriormente se construyen puentes de colaboración entre las distintas áreas de estudio y los temas sustentables haciendo que los académicos reformulen los cursos que normalmente dictan para incluir en ellos una visión integrada de la sustentabilidad. Es así que cada académico adquiere competencias para reformular su propio curso, esta vez con la sustentabilidad infundida en él, sin que ello modifique la esencia original del curso. En otras palabras, de acuerdo a Ponderosa infundir la sustentabilidad dentro de la malla curricular implica que ella se integra, con una expresión ética y valórica,  con ciencias naturales, ciencias sociales, ciencias de la salud, y el resto de los campos de conocimiento, generándose un intercambio   interdisciplinario y de responsabilidad civil a través del aprendizaje y la investigación o acción participativa.

Los talleres para académicos de Ponderosa, una actividad central y fundamental para el éxito del modelo, son altamente adaptables a variados entornos educativos.

Modelo Piedmont de Emory University

Este modelo corresponde a una versión mejorada del modelo Ponderosa, concebido gracias al trabajo de un grupo de profesores de la Universidad de Emory, EEUU, en los temas de medio ambiente y sustentabilidad. El objetivo de este modelo es infundir la sustentabilidad en el curriculum, donde a diferencia del modelo Ponderosa se trabaja en un taller de capacitación para académicos de distintas disciplinas quienes son líderes en sus respectivas facultades o departamentos. En EEUU el Taller se lleva a cabo dos veces al año en las universidades de Emory y Tufts, y apunta a consolidar a aquellos académicos lideres en sustentabilidad y capaces de conducir programas de educación ambiental para la sustentabilidad cuando regresen a sus propios campus. Durante el desarrollo del Taller los académicos intercambian ideas en torno a como resolver los grandes problemas mediante criterios de sustentabilidad eno un contexto interdisciplinario, incorporan o infunden la sustentabilidad en los cursos que imparten, y crean cursos nuevos centrados en la sustentabilidad y el medio ambiente.