Educación Ambiental en Chile

Desde el año 2000 hasta nuestros días, las universidades de Latinoamérica han trabajado de manera conjunta en el tema de la educación sustentable en universidades. La revisión bibliográfica confirma que el país con mayor desarrollo en el tema de la educación sustentable en universidades es México, pues cuenta con redes de universidades que ya trabajan de manera sustentable e incluso existen algunas con la sustentabilidad incorporada en su currículo como es el caso de la Universidad de Monterrey.

Asimismo, Brasil y Argentina son países, uno más que el otro, con procesos de introducción de mayor conocimiento en el tema referente a educación sustentable en universidades que tienen el tema de educación ambiental inserto de manera aislada en las mallas curriculares, es decir, no necesariamente de manera transversal.

¿Qué podemos decir de Chile y el resto de los países de América Latina en relación a la educación superior sustentable?

Pues que la situación de nuestro país al igual que los otros de Latinoamérica ha tenido un lento proceso de incorporación en lo que respecta a educación ambiental para la sustentabilidad, especialmente a nivel de universidades, y como en muchos de los demás países los grandes ausentes son los organismos nacionales de educación.

En las carreras universitarias de Latinoamérica no se encuentran presentes los cursos que enseñen sustentabilidad y en muy pocas universidades existen cursos sobre medio ambiente y ecología para la formación de los profesionales. De igual manera, es evidente que no existe Gestión de Campus Sustentable en las universidades latinoamericanas, como en muchos de los casos tampoco existe Gestión Ambiental Básica en el campus. El esfuerzo se reduce a trabajar con reciclaje en algunas carreras, muy poco con manejo de desechos y un inexistente manejo del agua, de conservación de la biodiversidad, de ahorro energético, o de prácticas para mitigar los efectos del cambio climático.

Estos temas en general no son abordados en las mallas curriculares. Al no existir gestión de campus sustentable ni un sistema local de educación para la sustentabilidad, no existen tampoco indicadores de sustentabilidad para el campus, ni indicadores para la educación ambiental, tampoco existen mínimos estándares de adopción probados de estos y otros factores que hacen a la sustentabilidad. Al no existir esa implementación mínima en las universidades de la región de la sustentabilidad y sus componentes, resulta imposible que ellas puedan contar con:

  • Investigación sobre ciencia, gestión y economía para la sustentabilidad.
  • Escritos, aportes y publicaciones sobre sustentabilidad
  • Un proceso transversal e interdisciplinario para la investigación, la educación y la gestión de sustentabilidad
  • Formación en temas de sustentabilidad para los educadores.
  •  Aporte académico a la educación ambiental para la sustentabilidad

Se puede afirmar entonces que, a pesar del elevado desarrollo del concepto de sustentabilidad, las estrategias y la ciencia asociada a nivel mundial que están disponibles y accesibles para los académicos en las bases de datos de conocimiento, ha habido, tanto en las universidades chilenas como las latinoamericanas, una muy lenta o más bien modesta incorporación de la sustentabilidad como concepto y las metodologías para su realización. Existe una ausencia de prácticas ambientales sustentables y carencia de esquemas científicos para desarrollar la sustentabilidad del campus.

Este hecho es preocupante teniendo en cuenta que la sustentabilidad es interdisciplinaria e implica un sentido humano, con integración de ética, valores y ciencia. Estos importantes conceptos y prácticas no son transmitidos por los académicos, y en el caso de Chile indican una evidente carencia de formación en los educadores, el desconocimiento de herramientas educacionales para que la educación sea transmitida de forma sustentable, y la falta de conciencia ambiental de la población en general.

Estado de la Educación Ambiental en Chile

 Balance y Perspectivas de la Educación Ambiental en Chile e Iberoamérica (2010). Ministerio del Medio Ambiente.

Con la creación en Chile de la Comisión Nacional del Medio Ambiente en el año 1994, se definió Educación Ambiental como un “proceso permanente de carácter interdisciplinario, destinado a la formación de una ciudadanía que reconozca valores, aclare conceptos, y desarrolle las habilidades y las actitudes necesarias para una convivencia armónica entre seres humanos y su medio biofísico circundante“.

Esta definición no hace otra cosa que tomar principios expresados en los documentos internacionales de Estocolmo 72, Belgrado 75, Tbilisi 77, y la Cumbre de Río 92, entre otros. En cada uno de éstos se avanzó en el fortalecimiento del concepto Educación Ambiental, lo que se tomó como un gran desafío y también una gran oportunidad ya que permitía dar inicio a un trabajo largamente anhelado por profesores, ONG, sector público y sector privado; en algunos casos de forma más sistemática y en otros con mayor dosis de motivación e ímpetu personal.

__________________________________________________

 Política Nacional de Educación para el “Desarrollo Sustentable”. (2009) Ministerio del Medio Ambiente.

En el año 2002 las Naciones Unidas organizaron la Cumbre Mundial de Desarrollo Sustentable que se llevó a cabo en Johannesburgo (Sudáfrica). En esta reunión, los países y organizaciones participantes coincidieron en que la educación es fundamental para lograr la sustentabilidad y los Gobiernos se comprometieron a mejorar y fortalecer la incorporación de la dimensión ambiental en la educación formal y no formal, en la economía y en la sociedad. El desafío, ha sido enfrentado por nuestro país con la definición de una Política Nacional de Educación para el “Desarrollo Sustentable”, en cuya construcción han participado instituciones públicas, privadas y diversos actores de la sociedad civil relacionadas con la problemática. Se trata así de una política general que cuenta con una amplia base  social de participación y aceptación ciudadana.

Nota importante: En la definición de esta Política Nacional aparece la lamentable confusión conceptual que iguala en significado sustentabilidad con “desarrollo sustentable”. Se aclaró antes en este mismo sitio que ambos conceptos son radicalmente diferentes y que lo que hay que impulsar es la sustentabilidad.

__________________________________________________

 Actuales falencias en el aporte de la universidad al tema ambientaly desarrollo sustentable. (2002)

Oscar Parra.

La presente ponencia tiene por objeto realizar un diagnóstico sobre el estado de la educación en el tema ambiental y desarrollo sustentable en las universidades del país. Junto a esto, el autor señala que, si bien existe una cada vez más creciente dinámica en cuanto a la creación y modernización de las políticas relativas a la cuestión ambiental, asimismo critica a las entidades de educación superior por no lograr el mismo dinamismo que los entes reguladores del Estado. También, se plantea la importancia de la interdisciplinariedad de la educación ambiental, como base para la formación de profesionales con conocimientos en esta materia, lo que permitiría una eficaz solución a los problemas con un enfoque holístico. El débil aporte académico en Chile se explica por la incapacidad de su sistema de adaptar su estructura y postura académica para enfrentar problemas complejos, debido a que su estructura es predominantemente compartimentada y bajo el dominio casi absoluto del reduccionismo. No obstante, se hace un alcance al aporte de diversos centros de estudios independientes o relacionados con centros académicos del país, los que ofrecen una fuente de reflexión y diálogo entre profesionales de grupos interdisciplinarios, desarrollando una serie de actividades relacionadas con el tema ambiental y la sustentabilidad, de gran relevancia para el país, destacando en este aspecto la Universidad de Chile.

__________________________________________________

La educación ambiental en las Facultades de Educación. (2002) Vliegenthart A., Paredes B., Tarifeño S.

La educación ambiental es una temática ausente en los programas de
pedagogía de las universidades chilenas y se ha transformado en lo que se indica como uno de los peligros de las temáticas transversales: que se convierten en una “pedagogía invisible”. Es decir, la educación en contenidos propios de la educación ambiental, acompañada del uso de las metodologías participativas y vivenciales, queda restringida sólo a la subjetividad de algunos profesores altamente capacitados y motivados con el tema.